Semanario de Prensa Libre • No.438 • 16 de diciembre de 2012

Portada | Contacto | Directorio | Prensa Libre


   > D todo
   > D memoria
   > D frente
   > D reportaje
   > D imágenes
   > D superación
   > D reportaje central
   > D mundo
   > D farándula
   > D viajes
   > D sabor nacional
   > D lecciones de vida
   > D lo último

 


D superación

“Todos tenemos una misión”

Cassie Carstens forma jóvenes para que sean agentes de cambio en la sociedad.

reportaje3
CASSIE CARSTENS visitó Guatemala recientemente para inculcar los valores
cristianos en jóvenes deportistas del país.


Por ROBERTO VILLALOBOS VIATO
Fotos CARLOS SEBASTIÁN

Cassie Carstens fue capellán y motivador del equipo sudafricano de rugby que ganó el Campeonato Mundial de 1995. De hecho, Clint Eastwood dirigió Invictus, una película basada en aquella gesta deportiva.

Carstens, pastor evangélico de Vredelust —que cuenta con una iglesia de aproximadamente dos mil miembros en los suburbios de Cape Town, Sudáfrica—, visitó Guatemala en forma reciente para impartir a jóvenes conferencias de motivación y liderazgo, invitado por la Coalición Guatemalteca del Deporte.

“Dios tiene una misión para cada uno de nosotros. Cuando la descubrimos, respondemos con alegría y pasión”, afirma. “Personalmente, descubrí que mi tarea en el mundo es estar con las personas de escasos recursos económicos, para ayudarlos y hacer de ellos líderes capaces de transformar sus comunidades”, expresa.

Carstens indica que todas las acciones de nuestras vidas deben estar basadas en la integridad, humildad y espíritu de servicio. “En la Biblia están las claves para que el ser humano pueda gobernar con principios celestiales”, refiere.

En el 2004, Carstens fundó el African Leadership Institute for Community Transformation (Instituto Africano de Liderazgo para la Transformación de Comunidades), el cual ha formado líderes en 74 países.

También es cofundador de la Sports Leadership School (Escuela de Liderazgo Deportivo), que funciona desde 1999. “Nuestro objetivo es crear nuevas generaciones de líderes en todo el planeta a través del lenguaje universal del deporte”, indica.

Estos programas sirven para aprender a trabajar en conjunto, con objetivos comunes. En sus conferencias, Carstens pone de ejemplo a los famosos clubes de futbol Barcelona y Real Madrid. “Los madrileños tienen muchas estrellas, como Cristiano Ronaldo, pero carecen de espíritu y cada quien va por su lado. Los catalanes, en cambio, pese a la gran categoría de sus jugadores, juegan como un equipo, con objetivos comunes, y no individuales. Esa filosofía puede llevarse a una comunidad o a una empresa, y eso es lo que trato de transmitir”, expresa.

En la actualidad, Carstens impulsa el movimiento Ubabalo, que opera en alrededor de 120 naciones, el cual enseña a entrenadores deportivos a ser “padres” u “orientadores” de sus muchachos. “Muchas veces los jóvenes no saben qué hacer con el éxito deportivo. Lo que tratamos de hacer es que aprendan a administrar su dinero, que tengan valores y que se acerquen a la cristiandad”, explica.

Invictus

Sudáfrica fue el organizador del Campeonato Mundial de Rugby de 1995. Su equipo, en apariencia, era más débil que sus contrincantes.

Sin embargo, en la competición mostraron todo lo contrario. Ganaron el primer partido. Luego, el segundo, y el tercero. Siguieron así, y al final se coronaron campeones. Hubo sufrimiento, drama y alegría. Fue una sorpresa para todos. Aquel equipo mostró garra, espíritu y unión. Justo en eso fue clave Cassie Carstens, su capellán, su motivador.

De esa gesta deportiva trata la película Invictus (2009), dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman —que hace de Nelson Mandela— y Matt Damon, que encarna a François Pienaar, capitán del equipo.

El filme muestra cómo Mandela utilizó el lenguaje universal del deporte para unir a su pueblo, profundamente dividido racial y económicamente debido a las secuelas del Apartheid.

La producción, a su vez, está basada en el libro El factor humano: Nelson Mandela y el partido que salvó a una nación, escrito por John Carlin.

“Esa ocasión es un ejemplo de cómo la reconciliación y la transformación pueden llegar a través del deporte”, afirma Carstens.

Para más información, comunicarse al correo electrónico coalicionguatemalteca@gmail.com

 

   

© Copyright 2011 Prensa Libre. Derechos Reservados.
Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.

www.prensalibre.com