La importancia de mantener un peso adecuado

Spread the love

Cuando la diabetes se presenta, para algunos existe un bajón de peso relevante que al principio no tiene explicación, mientras otros reciben el diagnóstico teniendo sobrepeso y la sugerencia es que lleguen a su peso ideal.

Sin duda, el tema de la alimentación saludable y la actividad física es esencial, además de los medicamentos  para conseguir controlar los niveles de azúcar y llevar una vida plena.

El médico Victor Castañeda, especialista en diabetes, educación en diabetes y medicina interna de la Clínica Diabetológica Integra, comenta que el primer punto a entender es que todo organismo para poder funcionar las 24 horas necesita combustible, tal y como un vehículo. El combustible se obtiene de los alimentos, los cuales luego de ingerirlos siempre son transformados en azúcar, no importando si son dulces o salados. En otras palabras el azúcar o glucosa es como la gasolina para los vehículos, es la que hace funcionar a nuestro organismo día y noche.

Luego de ésta analogía, Castañeda expresa que debemos conocer el papel del páncreas que tiene como función principal, la de producir una famosa hormona o sustancia llamada insulina.

Esta última es la encargada de normalizar el azúcar o glucosa producida después de ingerir alimentos y que esta bien utilizada y los niveles se mantengan normales siempre.

Por lo tanto, el resumen sería así; al comer cualquier comida se sube el azúcar, el páncreas lo detecta, manda a la insulina a trabajar y esta normaliza el azúcar.

“El páncreas produce en los humanos normalmente suficiente insulina para mantener siempre normales los niveles de azúcar en la sangre, pero cuando enferma y falla, la persona se vuelve diabética. La obesidad también provoca problemas porque evita que la insulina trabaje bien, por eso la obesidad y la diabetes tipo 2 están ligadas”, complementa Castañeda.

El especialista agrega que existen otros tipos de diabetes:

  • Diabetes 1,  principalmente en niños y jóvenes
  • Gestacional o durante el embarazo y
  • Otras menos frecuentes

La estrategia

Pero, ¿cómo mantener el peso ideal?  Se sugiere buscar a un especialista para aprender y recibir la orientación de qué y cómo comer, así comos elementos para alcanzar estos objetivos.

Durante este proceso se evaluará la ingesta calórica diaria, se buscará conocer a profundidad sus  hábitos alimenticios y con esta base se creará un nuevo plan.

Además se crearán metas a corto, mediano y largo plazo.  El ideal es tener un seguimiento constante para ir poco a poca alcanzando y/o manteniendo los objetivos.

Laura Acevedo, nutricionista de Sumédica, expresa que la alimentación en general es importante, pero controlar el tipo y la cantidad de carbohidratos en el paciente con diabetes es de suma importancia, ya que este cambio evitará complicaciones relacionadas con los riñones y los ojos principalmente.

En este proceso también podría ser importante la asistencia psicológica para que la persona tenga un apoyo emocional frente al cambio de vida.

¿Cómo comer?

Los especialistas comentan que ese número que da la balanza es únicamente uno de los más relevantes que también indicarán que la persona cuenta con una salud óptima.

La gran meta junto a su nutricionista es que usted logre un peso estable sin que  pierda músculo y agua.

No tenemos que enfocarnos en el peso sino en el cómo está compuesto este, agrega Acevedo. Esto llevará a conocer cuánto está hidratado y a manejar oportunamente los niveles de grasa.

Al respecto, Acevedo hace énfasis en que, más que el peso en sí, bajar los niveles de grasa representa un gran avance.  Una persona podría no perder peso, pero sí bajar sus niveles de grasa y esto impactará en su salud general.

Así, si usted no ha bajado de peso, pero si de niveles de grasa, ha generado músculo por el ejercicio que hace y además mantiene niveles de hidratación óptima va por muy buen camino.

Esto último se mide con balanzas y aparatos especiales que ayudan a ver el progreso de forma más completa.

En general, se recomiendan 150 minutos semanales de ejercicio, como mínimo, para tener una vida más equilibrada.

Castañeda también hace énfasis en que el plan nutricional no difiere mucho del de cualquier persona, ya que contiene hasta 50% de carbohidratos (azúcares), se debe llevar de manera ordenada y eso sí, sin excesos, que es donde muchos fallan.

En cuanto a la medicación va desde pastillas tomadas hasta insulinas inyectables.  “Esto no debe asustar ya que actualmente ya se cuenta con jeringas y dispositivos con agujas muy pequeñas y delgadas que hacen la aplicación muy poco molesta”, agrega.

No menos importante es el ejercicio, que no es para bajar peso, sino más bien para mejorar el azúcar, estado físico en general y emocional también.

Por último, Castañeda recalca que el manejo de la diabetes no es solo azúcar, conlleva plan nutricional, ejercicio, presión arterial y nivel de colesterol. Por eso en definitiva debe ser manejado por especialistas reconocidos, ya que las consecuencias de un mal manejo pueden ser muy serias e incluso irreversibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *