La Dama de los Nueve Sagrarios

Spread the love

Sucedió antes del terremoto —de 1917-1918—. Un señor tenía un landó —carruaje— y hacía viajes por la ciudad; cierto Jueves Santo por la noche, por la Calle del Cementerio, vio a una señorita vestida de negro y con velo en la cara.

Le pidió que la llevara a todas las iglesias a visitar sagrarios; así lo hizo el cochero. Al terminar el recorrido, la mujer le pidió que la regresara al mismo lugar donde la había encontrado. Al bajar, le dijo que no tenía cómo pagarle en ese momento pero que fuera a una dirección que le escribió en un papel y que allí le pagarían el valor de la carrera. Como garantía, le entregó una cadenita que tenía en el cuello.

Luego, la mujer se internó en el cementerio. El cochero, extrañado, fue al otro día a la casa que le había indicado la dama, por el Callejón de la Cruz, donde le dijeron que aquella muchacha que había llevado a ver sagrarios había muerto hacía un año. Mercedes era su nombre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *