El caso López Girón, en Quiché

Spread the love

Prensa Libre visitó los municipios de San Pedro Jocopilas y San Antonio Ilotenango, en Quiché, luego de los recién pasados comicios, para entender la influencia del exdiputado Carlos Enrique López Girón en ese departamento.

López Girón fue gobernador de Quiché a inicios de los años 1990, durante el gobierno de la Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG). Más tarde fue electo diputado por este departamento, en 2003 y 2007, por el Frente Republicano Guatemalteco (FRG). Luego se incorporó a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y fue electo legislador en el 2011 por la alianza UNE-Gana, y en el 2015 fue electo nuevamente por la UNE.

Para el actual proceso electoral López Girón no se postuló. Está prófugo desde marzo de 2017, acusado en el caso Plazas Fantasma del Congreso, y perdió la curul. En el 2019 fue acusado nuevamente, esta vez por el caso de financiamiento electoral no reportado a la UNE durante la campaña del 2015.

El exdiputado es originario de San Pedro Jocopilas, un municipio que se encuentra a 15 minutos de la cabecera, Santa Cruz del Quiché. Este poblado ha sido el epicentro del poder de los López Girón en el departamento, Fredy Armando López Girón, hermano del exdiputado, fue su alcalde durante 20 años, entre 1995 y 2015, con la DCG, el FRG, la alianza UNE-Gana y la UNE.

En los comicios del 2015, sin embargo, postulado por la UNE, ocupó el segundo lugar en la elección municipal. Para entonces el exjefe edil arrastraba hallazgos de la Contraloría General de Cuentas sin desvanecer durante su gestión entre 2008 y 2012, debido a pagos por trabajos municipales de Q374 mil sin que hubiera constancia de que se ejecutaron.

Su inscripción en el 2015 fue impugnada en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por la oenegé pro-transparencia Acción Ciudadana, aduciendo que no reunía los requisitos “de capacidad, idoneidad y honradez” que establece el artículo 113 de la Constitución, Derecho a optar a empleos o cargos públicos.

El pleno de magistrados del TSE, según acta 82-2015, conoció la solicitud y la declaró “bajo análisis”. Fredy Armando López pudo participar en el proceso electoral, pero al dejar el cargo fue ligado a proceso y condenado en octubre de 2016, por peculado, a cuatro años de prisión. La pena fue suspendida.

Al momento de visitar San Pedro Jocopilas, tres días después de los comicios del recién pasado 16 de junio, aún se percibían cierta tensión. Vecinos relataron que fue retenida una persona, presuntamente de la UNE, porque tomaba fotografías durante la emisión del voto.

Agentes de la policía local confirmaron que tuvieron que intervenir para liberar a esta persona y la detuvieron por vulnerar la secretividad del voto. “¿Ve el parabrisas roto de esa patrulla?”, señala un agente, “pues fue una piedra que nos lanzaron al sacar al detenido. Apenas si logramos sacarlo”.

Rodrigo Salguero Godoy, jefe de la Comisaría 71 de Quiché, refirió que un grupo de pobladores “intentó hacer justicia por su propia mano”, por lo que tuvieron que intervenir para rescatarlo y procesarlo luego por presuntos delitos electorales.

“Aquí alguna gente está harta: se trasladó a votantes, ha circulado dinero para comprar votos; afortunadamente la cosa no pasó a mayor, pero sí hubo momentos tensos”, relata un poblador que pidió reserva de su nombre.

Otros dos testimonios recogidos dan cuenta de que un camión con bolsas de alimentos intentó ingresar en el municipio, el viernes anterior a los comicios, para repartirlos entre los vecinos. “Un grupo de otro partido lo interceptó y repartieron ellos las bolsas. Lamentablemente, aquí el voto muchas veces se compra”, dice un poblador.

En la tierra del excongresista López Girón no son desconocidas las denuncias por manejos anómalos para gastos de campaña. El exdiputado, prófugo desde 2017 por otro caso, fue acusado este año de asociación ilícita y financiamiento electoral no registrado en la campaña de la UNE en el 2015.

Según uno de los testimonios judicializados del caso, consultado por Prensa Libre, el fiscal titular de la UNE en Quiché, Óscar Romeo Argueta, declaró en el MP que dos días antes de los comicios lo llamó el entonces diputado para que proporcionara su nombre completo y número de DPI, para girarle un cheque de Q50 mil para gastos del día de las elecciones.

La imputación de la fiscalía apunta a que este dinero provenía de una cuenta de Maariv, S.A., una empresa de fachada utilizada para concentrar fondos no registrados por el partido.

En el mismo testimonio se detalla cómo otros cheques fueron entregados a los alcaldes en busca de reelección Raymundo Cobo, de Nebaj, y Ángel Ren, de Chiché, de la misma agrupación, “para el pago de fiscales y otros gastos en Quiché”, según la declaración judicial.

El investigador social Carlos Fredy Ochoa señaló que la existencia aún de grandes distancias entre comunidades en Quiché y las juntas receptoras de votos “es una gran debilidad del sistema” que contribuye a las prácticas clientelares de caciques locales que facilitan “comida y transporte” el día de las elecciones.

Una situación que muestra “el racismo estructural y la falta de confianza en las mismas comunidades” apuntó el antropólogo.

El pasado 20 de junio, la Sala Regional Mixta de Quiché rechazó sin haber llegado a conocer a fondo las solicitudes de retiro de antejuicio contra ambos alcaldes. Esto luego de cuatro meses de análisis por parte de la sala integrada por la presidenta Clemen Vanessa Juárez Midence y las vocales Bertilda Jorbeth Juárez y Flor de María García Villatoro.

En este mismo testimonio se relata que Argueta conocía a Carlos López Girón desde los 16 años, cuando ambos jugaban en la selección de fútbol de Quiché. “Yo sabía que al momento de ganar yo podía tener una puerta abierta con él”, refiere la transcripción de la declaración.

Según vecinos de San Pedro Jocopilas, se ha visto al exdiputado en la zona, pero nadie se ha atrevido a denunciarlo.

Para las recientes elecciones, el hijo del excongresista, Carlos Enrique López Maldonado, encabezó la lista de candidatos a diputado por la UNE en Quiché, y según los resultados preliminares, fue electo.

López Maldonado ya había asumido una curul por ese departamento en el 2016, al sustituir a un candidato electo que no pudo ocupar el cargo por ser contratista del Estado.

Se buscó la versión de López Maldonado sobre la influencia de su familia en Quiché, pero no se obtuvo respuesta al cierre de esta edición.

Centro de San Pedro Jocopilas, Quiché
Carlos López Girón es uno de los caciques caídos que gobernaron por largos años en Quiché foto por Carlos Hernández Ovalle
20/06/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *