García Chutá, Sololá

Spread the love

El exdiputado Marcelino García Chutá es otro de los “caciques” destronados en este proceso. García Chutá fue el primer diputado elegido en tres ocasiones por Sololá: en el 2007 con el Partido Unionista, y en 2011 y 2015 con el PP.

Su familia ha tenido gran presencia política en San José Chacayá y en todo el departamento, en general. Luis Florencio, su hermano, fue electo alcalde de este municipio por el Partido Unionista en 2003 y 2007; posteriormente fue designado gobernador de Sololá en 2012, cuando fue secretario departamental del entonces partido oficial PP.

En tanto su otro hermano, Dagoberto Domingo, fue electo alcalde de este municipio en 2015 con el PP y reelecto, según los resultados provisionales, en los últimos comicios, esta vez con la UNE.

La carrera política de Marcelino García Chutá fue interrumpida al ser procesado por el caso Plazas Fantasma del Congreso, al ser integrante de la Junta Directiva en el periodo 2014-2015.

Los señalamientos contra el excongresista no pararon. El estudio Sololá y Totonicapán: Libre decisión y clientelismo político da cuenta de un probable uso clientelar para captar votos.

Reseña el estudio: “Sin ningún reparo, el sitio web oficial de gobernación departamental mostraba, en pleno auge legal de la campaña electoral, a los hermanos García Chutá, gobernador y diputado distrital de Sololá, respectivamente, visitando los municipios del departamento de Sololá y entregando por tres días consecutivos 13,100 raciones del Programa Social Mi Bolsa Segura”.

El investigador social Josué Chavajay, oriundo de San Pedro La Laguna, Sololá, señala que este uso clientelar se da en toda clase de instituciones del Estado.

“Los programas del Ministerio de Agricultura también los administraban ellos —los García Chutá—, el control de estos recursos los vuelve una mezcla de “benefactores perversos”. Acá la descentralización no ha funcionado como quisiéramos, sino como una maraña clientelar”, señala Chavajay.

“El diputado es el operador a escala nacional para conseguir recursos. A nivel local las oficinas de muchos programas se colocan en la casa del alcalde o sus familiares. Esto va muchas veces alineando los intereses”, comenta Chavajay.

Este tipo de prácticas apunta el investigador, aprovecha en el caso de muchas comunidades indígenas “el valor de la palabra” para comprometer luego el voto.

“Aprovechan el compromiso, el valor de la palabra, para captar el apoyo de las comunidades, presentan el apoyo del Estado como un favor y no como un derecho. Algunas personas aún no dimensionan el daño que trae este clientelismo político”, afirma Chavajay.

La influencia de la familia García Chutá en la política de Sololá continúa. El pasado 23 de junio, durante una gira de agradecimiento de la candidata presidencial Sandra Torres por el departamento, entre los líderes locales de la UNE se encontraba Luis Florencio García Chutá, exgobernador departamental y secretario del PP en el 2012.

Al cierre de esta edición no se había logrado establecer comunicación con el excongresista Marcelino García Chutá, quien desde octubre último se encuentra en arresto domiciliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *